#Bibliotecas (V): sobre libros ‘heredados’ y literatura medieval francesa

  De todas las bibliotecas de las que he estado hablando anteriormente, la de hoy es la más sui generis y complicada de explicar, y por eso la he elegido como primera entrada para reanudar mi actividad bloguera. Se trata de una biblioteca, entendiendo la palabra como conjunto de libros, que heredé a mi llegada a Lancaster allá por el mes de enero de 2014: la biblioteca de Zara Patricia Zaddy, especialista en lengua y literatura francesa medieval, a quien por desgracia no pude conocer porque falleció en 2011, tras una longeva y octogenaria vida dedicada a la docencia y a la investigación de tales temas.

zara01

  Aunque nacida en la India (Simla, 1921), Zara vivió en Inglaterra desde los cinco años. En 1950 obtuvo su licenciatura en Estudios Franceses por el londinense Westfield College, radiante momento que recoge la siguiente fotografía.

zara02

  Su carrera docente comenzó casi de inmediato y, salvo una breve estancia inicial en Manchester, estuvo siempre ligada a dos universidades norteñas: Glasgow (1959-74) y Lancaster (1974-2011). Tras largos años de estudio e investigación, finalmente obtuvo su titulo de doctorado en el Birbeck College (1983), con una tesis sobre Chrétien de Troyes y el concepto del amor cortés. En su día fue muy polémica por contradecir en no pocas ocasiones algunos de los que hasta entonces eran tenidos como férreos postulados académicos de esta disciplina académica.

zara-libro

    Cuando llegó el momento de su jubilación en 1989, Zara se ofreció a continuar enseñando sus clases de francés medieval y de literatura artúrica gratis, pidiendo a cambio nada más que poder conservar su oficina y su biblioteca de trabajo en el campus. Ya se sabe que el ser humano vive tanto por los libros que lee como por los que guarda, así que sin duda el disponer de una biblioteca fue decisivo en la extraordinaria longevidad académica de Zara. Tras aceptar la universidad tan generosa oferta, los estudiantes de Lancaster pudieron disfrutar de su magisterio durante ¡veinte años más!

Zara en el puente de madera del edificio LICA, Lancaster University
Zara en el puente de madera del edificio LICA, Lancaster University

  A mi llegada a la universidad británica, dos miembros del personal administrativo del departamento que habían conocido bien a Zara, Annik Taylor y Ann Thomas, me alertaron sobre el problema que se cernía sobre su querida biblioteca. Los herederos de la profesora británica habían declinado en varias ocasiones hacerse cargo de los libros almacenados en su antigua oficina de Bowland North. Ese lugar, abandonado desde 2011, iba a ser habilitado como oficina de trabajo para los profesores contratados a tiempo parcial del departamento de Lenguas y Culturas Extranjeras de Lancaster University. Así que, con la aquiescencia de la entonces directora del departamento, Birgit Smith, y ante la horripilante perspectiva de que los libros de Zara pudieran acabar en algún contenedor, quien estas líneas escribe -que tiene como peor pesadilla distópica las llamas bradburianas de Fahrenheit 451– decidió desempolvarlos, empaquetarlos en cajas de cartón y llevárselos a su oficina.

wp_20161208_001

  La biblioteca de Zara es, decididamente, un claro ejemplo de lo que, entre investigadores, denominamos como ‘biblioteca de trabajo’. Destaca por tener los volúmenes necesarios para contrastar citas de nuestra investigación y para preparar las clases semanales con solvencia. Por ello abundan las crestomatías y florilegios sobre textos medievales franceses, así como antologías de los más famosos autores y géneros, como los lais de María de Francia.

wp_20161207_001

wp_20161207_006

  La edición decimonónica de las obras del Rey René, a cargo del Conde Théodore de Quatrebarbes, quizá sea el libro de más valor de todos los que guardó Zara, si bien en la actualidad se puede encontrar de libre acceso en Internet para su descarga y consulta.

wp_20161207_008wp_20161207_009

  Tampoco faltan varios trabajos de Martín de Riquer, el español que (con permiso de Carlos Alvar) más se ha distinguido en el estudio de la literatura francesa de la Edad Media.

wp_20161215_001

  En última instancia, la biblioteca de Zara ha ejercido una poderosa influencia en mi devenir académico desde 2014. Es cierto que mi propia especialidad, la poesía de cancionero castellana, es en gran parte deudora de la cansó de la poesía occitana y de la chanson francesa medieval, de tal forma que el conocimiento de ambas disciplinas ayuda sobremanera a su entendimiento. Pero al margen de mi conocimiento previo de la materia, reconozco que las diversas lecturas hechas de los nuevos libros adquiridos me han permitido introducir más literatura francesa en mis clases. Entre otros, es el caso de la clase sobre brujería, inquisición y herejía en la Europa de la Edad Media y del Renacimiento,  en la que mis alumnos trabajaron sobre un famoso texto de François Villon, titulado Ballade des dames du temps jadis.

villon_balade_temps_jadis-page-001  Al margen de esto, también estoy dirigiendo dos tesis de fin de carrera sobre estos mismos temas: una sobre los elementos míticos en la Chanson de Roland y el Roman de Tristan, y otra sobre la representación de Catalina de Médici, reina de Francia, en las artes y literaturas de la época. Supongo que Zara Zaddy estará saboreando este momento de triunfo, el de su postrera lección a través de sus libros: el haber hecho que un español abra en su corazón de medievalista un hueco mayor a la literatura francesa.

wp_20161207_002  wp_20161207_003

Harto de tanta porfía…

El propósito del blog es el de presentar una versión para todos los públicos de mis líneas de investigación científica, basada en el estudio de las fuentes primarias, manuscritas e impresas, de las culturas ibéricas (España y Portugal) del Medievo y del Renacimiento. La enseñanza de temas medievales y la presencia de la Edad Media en cine, televisión, videojuegos y otros medios de comunicación audiovisual también centrará mi atención en ocasiones. Empecé este blog en el año 2013, alojándolo en blogspot, pero ahora me he decidido a moverlo a esta plataforma, buscando un contacto más directo con los lectores. Gracias a todos los que dediquen un poco de su tiempo a acompañarme en este caminar por la red.

Mis tareas de investigación en Humanidades en versión académica para todos los públicos. A veces el pasado está muy cerca del presente, estéticamente también